compartir en:

El diario estadounidense timesunion.com informó que residentes y funcionarios públicos, quienes consideran a los trabajadores inmigrantes claves para la economía de la comunidad, han denunciado los recientes operativos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) en una localidad de Nueva York que saldaron con decenas de arrestos.

Entre los operativos destaca una redada en Saratoga Springs, la cual terminó con la detención de 36 individuos procedentes de México y Guatemala.

Los inmigrantes, muchos de los cuales trabajaban en el sector restaurantero, fueron trasladados a un centro de detención federal ubicado en el condado de Genesee, donde se espera que se abra un proceso de deportación en su contra.

Fue entonces cuando residentes y funcionarios de la comunidad rechazaron la acción de ICE, bajo el argumento de que la viabilidad económica de ciertos trabajos pesados de esta temporada depende de la mano de obra de los inmigrantes.

Por su parte, la alcaldesa de la ciudad, Joanne Yepsen, creó un grupo de apoyo para ayudar a los inmigrantes y contrarrestar las actividades de ICE, conocido como Human Rights Task Force, mientras que el juez de la ciudad, Jeffrey Wait, expresó su rechazo a la agencia al impedir el ingreso a oficiales migratorios a la corte para detener a un mexicano por un cargo menor.