compartir en:

La mañana de este lunes, Rafael González de 52 años armó un caos en la estación de Grand Street.

El hombre en total estado de ebriedad saltó a las vías justo cuando un tren se detenía y sorprendentemente logró sobrevivir y salir ileso del incidente.

Varios testigos maravillados, no podían creer lo que sus ojos observaban, el hecho de que el sujeto saliera sin ninguna herida, era algo increíble.

Incluso el individuo sacó su mano para saludar a todos, orgulloso y burlón como si se tratara de una victoria. Además sosteniendo un cigarro, que continuó fumando tras el incidente.

"Justo antes de que el tren lo golpeara, se agachó debajo de la plataforma. Todos se dieron vuelta, pensando que estaba muerto, fue terrible”, declaró Shon Mogharabi de 31 años al New York Post.

Shon grabó un video del momento y lo compartió en su cuenta de Twitter

La policía dio a conocer que González había caminado alrededor de las vías aproximadamente a las 10:15 horas.

Cuando el tren se detuvo, el hombre ya debajo del vehículo pudo salir fácilmente, pasando el peligro.

Antes de subir a la plataforma, convencido por los testigos, el sujeto lanzó una botella de plástico a las vías.

Después, la policía llegó al lugar, lo escoltaron fuera de la estación y luego lo llevaron al hospital Bellevue, donde fue atendido.

Por otro lado, las autoridades dieron a conocer que González vaya que tiene un historial muy largo, con 19 arrestos que incluyen acoso sexual, robo y consumo de alcohol en la vía pública, además de varias citas por violaciones entre las que está orinar en público y saltar el torniquete del metro.

Por suerte (para él), no fue arrestado por los problemas ocasionados este lunes aunque los pasajeros fueron los que tuvieron que pagar los platos rotos ya que el servicio de trenes B y D fue suspendido por más de media hora.

Fuente de la imagen: https://twitter.com/ShonNotSean/status/968163823088783367