compartir en:

En días pasados, el presidente Donald Trump advirtió a varios países con castigos que van desde imponer aranceles o terminar con el apoyo financiero, si se niegan a recibir a personas deportadas de Estados Unidos.

Países en la mira

Siendo China y Cuba dos de sus principales objetivos por ser las naciones con más inconvenientes al momento de admitir a repatriados.

Estas declaraciones se dieron durante una división de la Oficina de Protección de la Frontera y las Aduanas (CBP, en inglés).

El mandatario también asegura que el gobierno de Estados Unidos brinda mucha ayuda, motivo por el que está convencido de que los países aceptarán las imposiciones.

Haciendo referencia a México, aseguró que cortará la ayuda financiera a los países que no contribuyan a terminar con la entrada de drogas a USA.

Cabe destacar que en septiembre pasado, Trump impuso algunas restricciones en las visas de Camboya, Eritrea, Guinea y Sierra Leona, a raíz de su negativa de aceptar a ciudadanos deportados.

También durante su visita, el subsecretario de Estado, John Sullivan, manifestó su preocupación por los conflictos con algunos países al momento de regresar a los migrantes a sus lugares de origen.

China fue uno de los países señalados principalmente, por lo que el presidente lanzó esta advertencia y afirmó que resolverá este tema político.

Varias fuentes indican que en total son 11 países los que no aceptan de regreso a sus habitantes: Cuba, China, Irán, Eritrea, Birmania, Marruecos, Vietnam, Laos, Camboya, Guinea y Sudán del Sur.