compartir en:

Este viernes se desató la llamada “Guerra Comercial” entre dos potencias mundiales después que la administración del presidente estadounidense puso en marcha la imposición de aranceles a importaciones procedentes de China con un valor aproximado de 50,000 millones de dólares.

“China no quiere luchar una guerra comercial, pero viendo la falta de visión de Estados Unidos, debemos responder con fuerza”, fue la declaración del país asiático tras darse a conocer las medidas que Donald Trump impuso a productos de propiedad intelectual y tecnología de dicho país.

Sin embargo, la oficina del representante comercial de Estados Unidos advirtió que si el país asiático respondía a las medidas aplicadas, impondría nuevos aranceles a otros productos con la leyenda “Made in China” que no se encuentren en la lista inicial que entrara en vigor a principios de julio.

Por su parte China aun no da a conocer la lista de productos a los que impondrá aranceles pero recalcó: “Todos los acuerdos de comercio alcanzados serán invalidados”, por el momento se prevé el aumento en productos como: los aviones ligeros, el whisky, la soya o la carne.
Con estos aumentos los principales afectados serían los americanos de zonas rurales.

imagenes tomadas de: https://www.facebook.com/1953XiJinping/photos/a.1037688146328955.1073741847.406742836090159/1462516457179453/?type=3&theater