compartir en:

Tal como lo han señalado los medios de comunicación, el presidente de los Estados Unidos se encuentra furioso y busca que México detenga a la caravana de migrantes hondureños que se acerca cada vez más a la frontera para pisar territorio norteamericano.

La indignación del presidente incrementó desde que se vio obligado a detener la separación de familias que intentan cruzar, forma que él creyó suficiente para detener a indocumentados.

Tan solo en el mes de septiembre fueron detenidas por la Patrulla Fronteriza a 16 mil 658, una cantidad muy alta para tratarse de un solo mes.

De acuerdo con New York Post, se trata de un aumento del 80% con respecto al mes de julio de este mismo año:

“Los numerosos números de arrestos, y una nueva caravana de migrantes centroamericanos que se dirigen hacia el norte, lo han dejado en un estado de furia”, fue lo que asesores de la Casa Blanca reportaron para NYP.

También puedes ver: Detienen a organizador de caravana hondureña, será deportado lo antes posible

Además, Trump ha sometido a presión Kirstjen Nielsen y a Mike Pompeo, para que lleguen a un acuerdo con México y detengan a quienes deseen ingresar de manera ilegal.