compartir en:

Este sábado, durante el primer aniversario de su toma de protesta, Donald Trump lanzó un spot en el que culpa a migrantes y  demócratas de ser “cómplices” en los asesinatos de agentes federales.

Aunque el anuncio titulado “Cómplice” dura 30 segundos, resulta ser ofensivo para toda la población mexicana.

En el material se incluyen imágenes de Luis Bracamontes, un inmigrante que fue deportado dos veces y acusado del asesinato de un par de policías en California en octubre del 2014. El mexicano se ha presentado en la corte asegurando que no asesinó a más agentes.

El caso tomó importancia meses antes de que Trump lanzara su campaña política y usara estos casos de violencia para criminalizar a todos los migrantes que viven indocumentados en Estados Unidos.

Por medio de un comunicado que viene acompañado del spot, el equipo de Trump culpa al líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, por supuestamente “dejar a los ciudadanos como rehenes legales sobre sus demandas de amnistía para los inmigrantes”.

Al final se pide el respaldo para la reelección de Trump.

No es la primera vez

Cabe destacar que esta no es la primera ocasión que el mandatario utiliza casos de indocumentados mexicanos con fines políticos.  El fiscal de distrito de San Francisco, George Gascon, afirmó esto tras finalizar el asunto del mexicano José Inés García Zárate.

"Desde el día en que ocurrió el asesinato, este caso ha sido utilizado como un truco político", aseveró. "Me dolió ver a políticos y candidatos usar la tragedia de este evento para obtener beneficios políticos", se quejó Gascon en rueda de prensa.