compartir en:

Numerosas personas afectadas por sarampión han provocado que el estado de Washington sea declarado en estado de emergencia sanitaria.

De acuerdo con medios locales desde el pasado 1 de enero cerca de 30 personas en un condado con bajas tasas de vacunación han sido víctimas de este brote.

Ante esta alerte, el gobernador de Washington, Jay Inslee, señaló que el brote que se ha presentado en el condado de Clark crea un riesgo extremo para la salud pública la cual podría extenderse por toda la región, ya que la mayoría de los enfermos no están vacunadas.

“El sarampión es una enfermedad infecciosa altamente contagiosa que puede ser fatal en niños pequeños", alertó el gobernador a través de un comunicado.

“La vacuna contra el sarampión es efectiva para prevenir la enfermedad cuando se administra antes de la exposición y se deben tomar medidas pro activas para administrarla y otras para evitar una mayor propagación de la enfermedad”, detalló Inslee.

¡Precaución!

Para evitar que se propague la enfermedad, autoridades sanitarias detallaron que los afectados pueden haber estado expuestos a la enfermedad en más de tres docenas de lugares concurridos, entre ellos el Aeropuerto Internacional de Portland y conocidas tiendas de muebles y suministros, por lo que se invita a la demás población evitar zonas de alto riesgo.

 

No