compartir en:

El acto de racismo de la mujer cobró relevancia en redes sociales y en la prensa a nivel mundial.

Abdi Nganso, un médico de 30 años originario de Camerún, se encontraba laborando en el hospital de Cantú al sur de Italia, cuando fue víctima de racismo por parte de una de sus pacientes, quien le advirtió: "Yo no me dejo tocar por un negro".

Denunció la discriminación

El doctor relató por medio de su cuenta personal en Facebook lo siguiente:

“En diversas ocasiones me he topado con pacientes que no logran disimular su sorpresa y quizás también desagrado. En una ocasión una niña me hizo notar que yo era amable, mientras que sus padres le habían advertido que no hablara con hombres negros. En otros casos, los pacientes han abandonado el consultorio. No me indigno, pero esta vez la reacción de la paciente me ha dejado helado”, denunció.

Más tarde, Abdi eliminó dicha publicación, pero ya había tenido suficiente alcance e incluso medios internacionales retomaron la noticia.

Muestras de apoyo

Varias personas mostraron su apoyo hacia el doctor, entre ellos el presidente de la Asociación Médica de Origen Extranjero, quien expresó su rechazo hacia el racismo.

“Estamos cansados de que se repitan estos episodios de racismo, y si el racismo crece en Italia tenemos que preguntarnos el por qué”, apuntó el presidente.