compartir en:

El 2017 pintó un año difícil para el cantante Julión Álvarez luego de que fuera vinculado con el narcotráfico, lo que ocasionó que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos congelara sus cuentas bancarias.

Recientemente, el mexicano aseguró que “es inocente” tras las acusaciones de lavado de dinero; sin embargo, confiesa que se ha visto en la necesidad de sobrellevar su situación económica al grado de tener que pedir prestado.

“El tener mi familia que gracias a Dios tiene la posibilidad y que me circuló rápido la cabeza, también en su momento fue: tienes (dinero),  retira, échale pa’acá. Fui ante la familia y le dije: ‘Sabe qué, tía, échele pa’acá,  sácale de ahí y préstemelo’, y así es como me la he barajeado”, declaró en entrevista exclusiva para el diario Basta!.

El cantante de regional mexicano también señaló que lamentablemente varios de sus proyectos se han visto afectados debido a que la disquera Universal Internacional, con la que tiene contrato exclusivo, se encuentra en el país norteamericano.

“No puedo trabajar en Estados Unidos, no puedo tener relación alguna con cualquier empresa que tenga que ver con el país”.

Álvarez explicó que aunque tiene oportunidad de trabajar en otros países sudamericanos, él prefiere quedarse en México.

“Yo tomé la decisión de no pisar Guatemala ni Nicaragua. Yo le pedí a mi hermano cancelar la gira. No quiero salir de mi país”.