compartir en:

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, mejor conocido como ICE, por sus siglas en inglés, es una agencia del Departamento de Seguridad Nacional.

Fue establecido en marzo de 2003, como sucesora del Servicio de Inmigración y Naturalización (INS).

Trump y la agencia migratoria

Desde la llegada del presidente Donald Trump al poder, hace un año, el ICE se convirtió en un símbolo de intolerancia, odio, discriminación y racismo.

La función de la dependencia es detener y deportar a inmigrantes indocumentados, supuestamente su prioridad son aquellas personas que representan una amenaza para la seguridad nacional, sin embargo ha deportado a muchos trabajadores honrados y separado a miles de familias

Detenidos

Para quienes han sido víctimas de esta agencia, detenidos y deportados de vuelta a sus países de origen, la dependencia más allá de proteger a unos, sirve para dañar a otros.

El mayor problema no es sólo ser deportado, sino el largo camino entre la detención y la deportación.

Desde que los inmigrantes son detenidos por los agentes de ICE, son tratados como delincuentes, son llevados a las cárceles de ICE y en muchas ocasiones ni siquiera se les avisa a sus familiares, simplemente parace que hubieran desaparecido.

Los agentes detienen a los migrantes en los lugares de trabajo, al salir de dejar a sus hijos a la escuela, cuando salen a la tienda, generando miedo de salir de casa.

Los procesos de deportación pueden tomar meses, o incluso años, por lo que los migrantes pasan un largo tiempo en prisión cuando su único crimen ha sido luchar por salir adelante y en la mayoría de los casos, velar por sus familias.

Cárceles

En las cárceles migratorias, los detenidos viven en condiciones inhumanas mientras esperan que sus casos sean llevados a las cortes. Durante meses, funcionarios y activistas han presentado denuncias contra la dependencia, pues estudios han revelado que los detenidos no tienen acceso a servicios médicos, agua potable para beber, papel sanitario y llamadas telefónicas.

Asimismo, son obligados a trabajar para ahorrar costos; las prisiones incluso han sido acusadas de explotación laboral.

Proceso de deportación:

Una vez que la dependencia decide regresar a un inmigrante a su país de origen, primero debe de asegurarse que la nación los recibirá, deben conseguir un documento de viaje por parte del país receptor que les asegura que aceptarán a su ciudadano, lo cual generalmente es fácil.

  • Hasta el año fiscal 2015, había 637 centros de detención en el país
  • Algunas prisiones son de estadía temporal, mientras son “estancias de largo tiempo”

Punto de salida

Una vez que se da por comenzado el viaje del deportado, primero son enviados a ciertas ciudades, los puntos de partida. Generalmente, los mexicanos son enviados en aviones de la agencia a ciudades como Phoenix, San Diego y Brownsville, Texas. Una vez en las ciudades fronterizas, cruzan a México en camioneta o autobús, o en algunos casos simplemente caminan a través de un puente.

En cuanto a los inmigrantes de otras nacionalidades, son llevados a alguna de las ciudades donde se encuentran las 24 oficinas de campo de la Oficina de Detención y Deportación de ICE, y desde ahí vuelan a sus países de origen.

El trayecto

Los vuelos se realizan en aviones pertenecientes al ICE, durante el camino, los deportados llevan grilletes en las muñecas y los tobillos si están siendo escoltados, esto depende de sus antecedentes criminales.

Llegada a su país

Los inmigrantes son deportados únicamente con lo que llevan puesto, y sin un peso en la cartera, y como reos, se les quitan las agujetas y cinturones para que no intenten suicidarse.

Por su parte, el ICE sólo se encarga de que los deportados lleguen a su país, una vez ahí, deben arreglárselas solos.

La llegada

Generalmente, los mexicanos son abandonados a su suerte en aeropuertos, un puente por el que atravesaron el río Bravo o una salida asignada en otros puntos fronterizos. Cómo llegan de ahí a sus estados, comunidades y a reunirse con sus familias ya no es asunto de ICE.