compartir en:

Luego de una denuncia vía redes sociales, policías adscritos a la Brigada de Vigilancia Animal revisaron el estado de una Aguililla de Harris amarrada en el balcón de un domicilio en la colonia Hipódromo Condesa.

Al arribar a la calle Comitán, los uniformados capitalinos se entrevistaron con el propietario para verificar el estado físico y procedencia del ave.

El dueño accedió a la revisión de su departamento y argumentó que el águila es utilizada para actividades de cacería.

Al ser requerido por los policías, el dueño mostró un documento expedido por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales que acredita la propiedad legal.

También se asienta que hace aproximadamente dos meses tuvo visita de inspección por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente para certificar el bienestar de dicha ave.