compartir en:

La historia de Don Ramón es de esas que nos enorgullecen por la calidad de mexicanos que tenemos.

Ramón Rojas tiene 70 años y por la necesidad de obtener recursos sigue trabajando creando muebles de madera artesanales para muñecas, él tiene su puesto afuera de un zoológico ubicado en Chilpancingo, Guerrero, México.

Desde hace 35 años que Don Ramon aprendió de esta profesión todo lo que sabe lo aprendió por sí mismo, siempre estuvo motivado por construirle juguetes a sus hijas y sólo quería verlas felices. Su labor es complicada y hasta dolorosa comenta el señor, sin embargo, la satisfacción que le produce ver sus productos finales, no la cambia por nada.

Desafortunadamente con el tiempo el negocio comenzó a caer en ventas y don Ramón veía con tristeza como sus productos no los compraba nadie, hasta que una joven decidió sentarse con él un día, escuchar su historia y darle una mano para impulsar su negocio.

Por medio de redes sociales la joven publicó una serie de fotografías para que vieran los bonitos muebles que hace don Ramón.

«Miren la chulada que me encontré, el Sr. Ramón Rojas me pidió de favor que lo visiten, el está a un costado del zoológico zoochilpan vendiendo estás hermosas artesanías que el elabora, textual me dijo «las hago con mucho amor» , súper gentil me invito a tomar asiento .. Estaba triste por qué no ha vendido ni una pieza están hermosas y a buen precio …también hace las piezas en tamaño real», escribió la joven en Facebook. 

Aunque al principio el señor tenía sus dudas sobre si serviría o no, más pronto que tarde comenzaron a llegar clientes de muchas partes de México y la publicación tenía ya miles de mensajes.

El señor ha tenido tanto éxito que incluso recibió solicitudes para enviar mueblecitos a Estados Unidos.

Nos alegra muchísimo que don Ramón al fin pudiera ver los frutos de su arduo trabajo.

Comparte esta historia y ayudemos a que nuestros adultos mayores puedan salir adelante.

 

No