compartir en:

El pasado domingo 9 de febrero, Francisco Sánchez Reyes perdió la vida luego de ser golpeado días antes por su compañero de habitación en el hospital College Medical Center en Long Beach.

Ramón Sánchez, el hijo de la víctima, dio a conocer que su padre había ido al hospital para tratar una infección del tracto urinario cuando los médicos decidieron mantenerlo durante la noche, para asegurarse de que no tuviera una úlcera que le causara dolor abdominal.

Sin embargo, mientras reposaba en su cama fue atacado sin razón aparente por Reginald Daniel Panthierquien se encontraba en la misma habitación que Sánchez.

Según el reporte de la Policía de Long Beach, Sánchez sufrió lesiones importantes en la parte superior del torso y cayó en coma después de la golpiza. Además, según los médicos, los traumatismos causaron sangrado excesivo en el cerebro.

Debido a las complicaciones que se dieron a raíz del ataque los familiares decidieron desconectar a Francisco para que no sufriera más.

Reginald Daniel Panthier, de 37 años, también residente de Long Beach, fue acusado de asalto con un arma mortal y de producir un gran daño corporal contra un anciano.

Sin embargo, tras reportarse la muerte del abuelo hispano, los detectives discutirán nuevos cargos con la Oficina del Fiscal del Distrito del Condado de Los Ángeles.

No