compartir en:

Autoridades del gobierno investigan el asesinato de un hombre dentro del estacionamiento de un establecimiento comercial de Douglasville, Georgia.

De acuerdo con las fuentes policiacas, fue un agente del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) quien cometió el asesinato cuando se encontraba fuera de sus horas de trabajo.

Se dio a conocer por testigos que se encontraba discutiendo con otro hombre, luego la víctima ingresó a un auto y el agente le apuntó con la pistola mientras le gritaba que le dejara ver sus manos.

Cerca del automóvil se encontraba la esposa e hijos del oficial de ICE, a quienes también fritó para que le acercaran su placa de agente, pero de un momento a otro el oficial disparó.

La víctima fue identificada como Johnathan Liddell, de 45 años, residente de Georgia.

Continúan las indagaciones sobre el caso, mientras que ICE confirmó que el responsable pertenece a sus filas.

“El pasado 17 de febrero, uno de nuestros agentes que no se encontraba laborando, descargó su arma personal en Georgia, lo que resultó en la muerte de una persona”, se lee en un comunicado del portavoz de la agencia de inmigración.