compartir en:

El Departamento de Policía de Nueva York (NYPD, por sus siglas en inglés) está investigando el caso de un policía de Brooklyn que ‘accidentalmente’ se grabó con la cámara corporal practicando sexo oral con su jefe dentro de una patrulla y en horario de trabajo.

De acuerdo con las autoridades, la uniformada y su compañero comenzaron a ‘juguetear’ y ‘coquetear’ dentro del automóvil cuando hacían una ronda nocturna, lo que los llevó a tener un encuentro oral.

Según lo ocurrido, ella intentó esconder su cámara dentro del chaleco pensando que estaba apagada, cuando en realidad sí estaba encendida.

Fuentes policiacas, aseguran que en la grabación se puede escuchar cómo ellos disfrutan del momento placentero.

¿Cómo los descubrieron?

Un chequeo de rutina de las cámaras corporales dejó al descubierto lo que la pareja había estado haciendo en horario laboral.

"Es asqueroso y una vergüenza", dijo uno de los agentes, quien advirtió que se trata de un supervisor y una subordinada, sin otorgar nombres.

A través de un comunicado, el NYPD asegura que investiga la grabación erótica para determinar su autenticidad.