compartir en:

Con más de 4.3 millones de seguidores en Instagram, Alejandra Treviño se ha convertido en un referente para todas las chicas que quieren adentrarse en el mundo fitness, pero también es considerada como un símbolo sexual para los va­rones que se derriten con su cuerpo.

A pesar de su escultural figura, las fotografías que publica en su perfil @aletrevino95 no le hacen justicia; ya que para hablar de la belleza de Ale es necesario conocer su histo­ria, la cual inició con una delgadez extrema y para supe­rar a un exnovio que le rompió el corazón.

“Cuando empecé en esto de las redes sociales tenía anemia, pesaba 45 kilos, mido 1.73. Estaba bajísima de peso entonces dije ‘voy a tomar la decisión de cambiar el ritmo de mi vida en cuestión de salud’, así que de­cidí entrar a un gimnasio, darle en la madre a mi ex y ponerme bien”, afirmó para la revista Soy grupero.

Rompe esquemas

Sin duda, la joven de 23 años es un ejemplo para se­guir trabajando por los sueños, ya que es una mu­jer que no solo posee una belleza envidiable, sino que además lanzó su app aletrevinoapp.com gra­cias a sus estudios en Marketing en publicidad.

Entre los atributos que más destacan de Ale se encuentran su candente trasero en forma de manzana, el cual todos los hombres quisieran comerse de una sola mordida. Ya sea con leg­gings o en vestidos ajustados, Treviño provoca los más bajos instintos en los varones.