compartir en:

Lamentablemente la violencia que se vive en el país sigue dando de qué hablar y en esta ocasión le tocó al cantante Gerardo Orti, cancelar un concierto en Acapulco debido a rumores sobre narcomantas en el lugar donde se iba a presentar.

Dicho concierto tendría lugar el pasado 12 de enero en el estacionamiento de uno de los hoteles más reconocidos del puerto.

Sin embargo, horas antes de la presentación la Secretaria de Protección Civil del estado de Guerrero informó que el recinto no contaba con los requisitos mínimos de seguridad para que se llevará a cabo el evento.

"Fue cancelado el baile, se les notificó desde el lunes y martes, se les notificó con anticipación y se les hizo un llamado en el domicilio donde se llevaría a acabo el evento”, dijo Isaías Arellano Maldonado, quien funge como director de Reglamentos y Espectáculos en Acapulco.

A través de redes sociales se comenzó a difundir que la verdadera razón de la cancelación del cantante era la aparición de narcomantas y una amenaza pintada sobre el muro del estacionamiento del lugar donde se presentaría el intérprete de "Dámaso".

En dicho mensaje se le advertía al cantante que no se presentara en el lugar o de lo contrario se abstuviera a lo que le pudiera pasar.

Cabe señalar que está no es la primera vez que Gerardo Ortiz tiene problemas de este tipo, pues en el 2014 una manta fue colocada en el puente El Mirador, en Playas de Tijuana.