compartir en:

Este viernes durante su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador, reveló que el gobierno pasado hizo derroches de dinero.

Con una factura de un costo total de un millón 74 mil 670 pesos, se dio a conocer que se hicieron gastos altamente costosos en la compra de insumos como; rastrillos, cepillos, pasta de dientes, gel, cortaúñas y agua de tocador para un vuelo presidencial realizado en octubre de 2017.

Al presentar los documentos con los gastos realizados, López Obrador indicó que es muy probable que en este caso y en otras compras que se hacían en el gobierno federal se hayan utilizado facturas falsas, lo mismo que en estados y municipios, pues era una práctica generalizada entre la población, pero “el mal ejemplo lo daba el gobierno”.

De acuerdo con la información, tan solo en la compra de papel higiénico y detergente neutro el monto total de la factura fue de 216 mil 804 pesos por 470 cajas y 100 galones, respectivamente, el 6 de julio de 2018, en la administración pasada.

Tras señalar que estos asuntos los manejaba el Estado Mayor Presidencial y no tenían la obligación de presentar información y pruebas, solo daban cifras generales, enfatizó que “eso se terminó… se tienen que ir acostumbrando, por eso se tiene que convertir en delito grave la doble facturación y otros mecanismos de evasión de impuestos”.

En ese sentido confió en que el Congreso de la Unión resuelva este asunto de inmediato, ya que la falsificación de facturas creció en los últimos años, “se generalizó para evadir impuestos”, por lo que es necesario que la utilización de éstas sea catalogada como delito grave, al igual que la corrupción, el fraude electoral y el robo de combustible.

Obrador hizo un llamado a todas las dependencias federales, así como en estados y municipios, a que “antes de comprar insumos, equipos, revisen las bodegas, los almacenes, porque hay pueden tener mucho material de oficina y se puede ahorrar y no comprar por comprar, sobre todo en equipos caros”.

No