compartir en:

Este domingo, frente a la corte, un hombre identificado como Randy Santos compareció ante las autoridades y confesó haber golpeado brutalmente a 4 vagabundos de Chinatown, asesinando a uno de ellos con una barra de metal de construcción de 3 pies y 15 libras.

De acuerdo con las fuentes, Randy fue arrestado cuando llevaba el tubo de metal cubierto de sangre y cabello sobre su hombro, en un estado en el que posiblemente buscaba una siguiente víctima.

En la investigación, no se encontraron motivos por los cuales haya comenzado el ataque, pues las otras personas sin hogar se encontraban dormidas en ese momento.

Antecedentes

La policía reveló que Santos tiene un historial de violencia no provocada, incluido un arresto en noviembre del año pasado por morder a un hombre en el pecho.

Echado por su familia

Vecinos entrevistados por el NYPost, declararon que Randy Santos, de 24 años, fue echado del departamento en el que vivía con su familia, ubicado en 685E 183rd Street, hace aproximadamente un año.

Presuntamente, el hispano fue expulsado por estar ‘fuera de sí mismo’.

Un hombre, que pidió no ser identificado, dijo haber visto en varias ocasiones a Randy, y aseguró que la última vez que se lo encontró, no se veía bien:

“¡Lo acabo de ver el viernes! No se veía tan bien. No era normal en absoluto, hablando solo, no parecía limpio. Le di un plato de comida”.

Vecinos del apartamento abandonado en El Bronx, en donde Randy Santos vivía clandestinamente, aseguran que el hombre se mantenía drogado todo el tiempo.