compartir en:

Este 2018 es un año importante para el país, debido a que se llevarán a cabo las elecciones presidenciales, en esta época los candidatos y su equipo de trabajo hacen de todo para posicionar la imagen de su aspirante, sin embargo, no todo es color de rosa, ya que así como salen “cosas buenas”, también empiezan a surgir acusaciones directas para cada postulante.

En esta “guerra sucia” ningún aspirante sale librado y ahora le tocó al candidato presidencial por la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, quien es señalado de lavado de dinero.

Conflicto

Según el abogado Adrián Xamán McGregor ha expresado que sus clientes Alberto “N” y Daniel “N”, han sido involucrados  y hostigados en este caso, cuando entre 2016 y 2017 fueron contratados por Manuel Barreiro Castañeda, para realizar una operación de desvíos donde se le hiciera llegar recursos económicos a Ricardo Anaya mediante empresas fantasmas.

Acusaciones

Supuestamente Castañeda y los acusados simularon una presunta venta de una nave industrial por parte de la empresa Uniserra S.A. de C.V. a la empresa Manhattan Masterplant Development por la cantidad de 54 millones de pesos.

El litigante McGregor expresó que para ocultar el origen del dinero y al beneficiario, el empresario queretano, Barreiro le encargó a Alberto y Manuel “N”, construir un esquema en donde se utilizaran empresas fantasmas constituidas por prestanombres.

Modus Operandi

Una vez realizada la estafa Alberto y Manuel “N”, utilizaban las “empresas” involucradas para realizar transferencias y triangulaciones económicas en distintas partes del mundo principalmente en México, Canadá, Suiza, Gibraltar para perder la pista del dinero.

Un viaje al pasado

Esta no es la primera vez que el aspirante a la presidencia de la República Mexicana es acusado de este delito, ya que a principios de este mes a través de la revista “Proceso”, se dio a conocer que el panista creó en Querétaro (nuevamente este estado) una fundación para hacer un millonario negocio con constructores amigos.

Esta construcción que pretendía ser de labor social fue señalada como un complejo que era utilizado para realizar triangulación y encubrimiento de operaciones financieras.

Ante estas acusaciones el Presidente de la Mesa Directiva del Senado, Ernesto Cordero alzó la voz mediante su cuenta de Twitter donde expresó que los señalamientos de lavado de dinero en contra de Ricardo Anaya son muy graves, por lo que la autoridad debe de investigar.

Fuente de la imagen . https://www.facebook.com/RicardoAnayaC/photos/pcb.1538227712963824/1538226626297266/?type=3&theater