compartir en:

El Departamento de Policía de Nueva York respondió a un reporte en el que se denunciaba que alguien había arojado un cuerpo sobre la intersección de 268th Street y 83rd avenue, en Glen Oaks, cerca de las 13:00 de este miércoles.

Al llegar a la escena hallaron el cadáver de un jovencito, posiblemente de 19 años, que había recibido un impacto de bala en el estómago.

No fue revelada la identidad de la víctima, únicamente se sabe que fue trasladado al Long Island Jewish Hospital, en donde fue declarado muerto.

Testigos y policías reportaron que el cuerpo habría sido arrojado desde un Toyota Camry color rojo. Las investigaciones continúan.