compartir en:

Cruz Azul mostró una imagen gris en la presentación de Pedro Caixinha como estratega al empatar sin goles ante Xolos, que también estrenó técnico, el argentino Diego Cocca.

El protagonista de la noche en el estadio Azul fue el ausente Christian Giménez, a quien la afición “exigió” en el campo al gritar su apodo a los minutos 72 y 78. “¡Chaco, Chaco, Chaco!”, gritaban los asistentes al estadio Azul, que será demolido al final de esta temporada.

Caixinha intentó complacer a su nueva afición con Víctor Zúñiga y Javier Salas, quienes hicieron poco en el campo. El estratega lusitano se guardó el tercer cambio.

La Máquina se pudo quedar con los tres puntos al 83’, en un mano a mano de Rafael Baca con el portero Gibrán Lajud, que terminó frustrando al mediocampista.

Después de 90 minutos, en los que Xolos tampoco ofreció mucho, ambos equipos fueron abucheados tras un partido que rayó en lo aburrido.