compartir en:

California ofrece protección a migrantes mexicanos. En Los Ángeles, California, siente integrantes de la  Comisión Nacional de Gobernadores (Conago) acudieron al Consulado de México para presentar los programas de protección a los mexicanos que son deportados por las autoridades estadounidenses. 

Por su parte, el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera anunció que recientemente esta fue declarada como una ciudad santuario en apoyo de los migrantes deportados. 

“En la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, el pasado día seis, se ha publicado el decreto por el que se declara a la Ciudad de México como ciudad santuario”, dijo Mancera.

“En el caso de la Ciudad de México, nosotros hemos apoyado para este momento más de dos mil personas que han sido enviadas a sus diferentes estados, y por eso también creamos la aplicación, porque las experiencias que ellos nos platican es: que, ‘no me dio tiempo de avisarle a nadie’, ‘marqué a la casa, no me contestaron’, ‘busqué el apoyo y en las oficinas no había nadie’. Y aquí, con esta aplicación que trajimos a Estados Unidos, oprimes un botón y se lanzan cinco alertas simultáneas”, agregó.

Los integrantes de la Conago y el subsecretario para América del Norte, Carlos Sada Solana recibieron al gobernador de California Jerry Brown, que fue quien ofreció el apoyo y protección tanto como a la Conago como a los migrantes mexicanos. 

“Por supuesto que es un grado de tranquilidad adicional. Sin embargo, no hay que olvidar que las leyes migratorias son federales y que sí es una ciudad santuario, aquí, Los Ángeles, como en muchas otras, pero necesitamos seguir trabajando con las autoridades federales para que se sensibilicen y no propicien la división de las familias”, comentó Sada.

“Nosotros le damos la bienvenida y la gratitud a los gobernadores a la delegación de la Conago. Es algo inédito: siete gobernadores al mismo tiempo con una misión muy concreta, que es mandar un mensaje claro y fuerte de defensa al migrante”, finalizó. 

Cabe destacar que desde que Trump llegó al poder, cerca de 17 millones de personas han sido deportadas.