compartir en:

Este fin de semana el boxeador mexicano Saúl “El Canelo” Álvarez fue el anfitrión de la fiesta de bautizo de su hijo Saúl Adiel, fruto de su relación con la empresaria Nelda Sepúlveda, sin embargo desafortunadamente para él, las cosas no salieron como lo tenía pensado y terminó por pasar un muy mal rato con la prensa que asistió al lugar.

 

En redes sociales comenzó a difundirse un video en donde se aprecia el momento en el que el pugilista se bajó de su camioneta y aseguró que no le es grato escuchar los cuestionamientos de los reporteros, y les dejó en claro que prefirió no convocar medios de comunicación, ya que prefería mantener el festejo con carácter de privado.
 

“Con el respeto que se merecen, no sé quién los invitó. Es mi vida personal y a mí no me gustan este tipo de cosas. Con el respeto que se merecen, muchas gracias, pero no, no es de mi agrado verlos”, expresó El Canelo a los representantes de los medios de comunicación.

 

Luego de este desafortunado encuentro Álvarez ingresó a la fiesta a la cual asistieron familiares y algunos amigos del mexicano.

}
No