compartir en:

Durante el partido del domingo entre Pumas y Cruz Azul, en la cancha del Estadio Olímpico, el mediocampista de La Máquina, Gabriel Peñalba, escupió al delantero felino Nicolás Castillo, asegura la directiva del Club Universidad Nacional.

Sin embargo, el canterano auriazul Pablo Jáquez manifestó que él no vio el escupitajo, pero espera que de comprobarse tal acción, la directiva universitaria “deberá tomar cartas en el asunto”.

“Esa información no nos corresponde a los jugadores, creo que es más tema de la directiva y yo desde la banca no vi nada”, declaró Jáquez, quién lamentó que esas agresiones sean tan comunes últimamente. “Son cosas que de repente ocurren en el campo, igual yo no vi”.

Contento por su debut

Una de las principales razones por las que la directiva del Club Universidad Nacional escogió a Juan Francisco Palencia como entrenador fue por su proyecto de rescatar la cantera y dar más oportunidades a los jóvenes.

Este domingo le tocó turno de debutar en la Liga MX al defensa central Pablo Jáquez, quién entró de cambio por el uruguayo Gerardo Alcoba, y aseguró que tuvo un debut “soñado” ante Cruz Azul en el Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria.

“(Estoy) Muy contento con la oportunidad que me brinda Paco (Palencia) y con la confianza que me da él y el cuerpo técnico y creo que fue un debut muy bonito, con el estadio lleno y en un partido importante contra Cruz Azul”, dijo el joven de 20 años, en conferencia de prensa.

“Uno como defensa no tiene mucha oportunidad de entrar de cambio, normalmente inicias el juego y lo acabas. Entonces no me la esperaba, es un debut soñado, en un clásico”, declaró Jáquez, visiblemente contento.

En la jornada 1 ante Chivas, Palencia debutó como titular al lateral Alan Mendoza y éste respondió con un gol aunque su equipo perdió 2-1. Por ello, Pablo Jáquez asegura que los canteranos deben responder con buenas actuaciones la confianza de la directiva auriazul para no perderse en el camino después de debutar.

“Es trabajo de nosotros los jóvenes seguir correspondiendo esa confianza que nos tiene el entrenador, seguir trabajando día a día con mucho esfuerzo para que esas oportunidades sigan llegando”, afirmó el debutante, quién añadió que ve a su compañero Darío Verón como su ídolo y trata de aprender mucho del paraguayo y recibir consejos.