compartir en:

La preocupación por el coronavirus obligó a la MTA a suspender por una hora el servicio de un tren A en Ozone Park / Lefferts Boulevard, la noche del jueves.

La situación ocurrió a las 21:35 horas, luego de que un operador acudió enfermo a trabajar ocasionando preocupación en sus colegas y provocando un cierre de emergencia de la instalación para realizarse una limpieza profunda de la zona, así lo anunció el portavoz Tim Minton.

"Un operador de la torre de control que trabajaba en la línea A en Queens informó que se sintió enfermo ayer por la noche y según el protocolo se le indicó que se fuera inmediatamente, junto con un compañero de trabajo con el que había estado en contacto cercano y que contactara a su médico".

"El lugar de trabajo se desinfectó de forma inmediata y agresiva y nuestros planes de contingencia de personal se activaron para minimizar cualquier impacto en el servicio".

La ola de retrasos afectó a casi dos docenas de trenes, obligando a los pasajeros a tomar el autobús.

Finalmente, el servicio se reanudó cerca de las 22.30 horas.