compartir en:

Durante el martes decenas de personas se organizaron en dos contingentes para manifestarse frente al Consulado de los Estados Unidos en Tijuana, con el objetivo de entregar varias demandas al gobierno de aquel país. 

Mientras un contingente dirigido por el hondureño Alfonso Guerrero Ulloa reclamaba al gobierno estadounidense que sus solicitudes de asilo sean procesadas rápidamente, además, de que exigen que Trump detenga las deportaciones y les permita ingresar a los Estados Unidos o de lo contrario les pague $50 mil dólares a cada aspirante para regresar a su país de origen. 

De acuerdo con diversos medios, el contingente dirigido por de Ulloa, está integrado por 100 centroamericanos, quienes colocaron el “ultimátum” a Trump, dándole únicamente 72 horas para responder a sus demandas. 

Mientras que otro grupo de aproximadamente 50 inmigrantes se congrego alrededor de la 13:20 horas exigió un proceso de asilo rápido en Estados Unidos, representados por la organización sin fines de lucro Pueblo Sin Fronteras, quien entrego la petitoria en las oficinas. 

Donde los solicitantes pedían a los funcionarios de inmigración admitir hasta 300 solicitantes el Puerto de Entrada de San Ysidro por día. Ya que, según los informes, hoy en día se admiten entre 40 y 100 solicitantes por día, por lo que los inmigrantes aseveran que con esta lentitud están violando las leyes estadounidenses e internacionales que exigen un proceso inmediato. 

Además, enfatizaron que con estas medidas estan poniendo en riesgo a los migrantes vulnerables. 

"Mientras tanto, las familias, las mujeres y los niños que han huido de nuestros países continúan sufriendo y la sociedad civil de Tijuana continúa siendo la fuerza para enfrentar esta crisis humanitaria, una crisis de refugiados causada en gran parte por décadas de intervención de los Estados Unidos en América Central”, menciona la carta.

Imagen tomada de: http://agencia.cuartoscuro.com/agencia/search.php

Yes