compartir en:

Después de la Guerra Comercial que se desató la semana pasada, algunos países han optado por responderle a Estados Unidos de la misma manera y han aumentado los aranceles para algunos productos provenientes de este país. 

Por su parte la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro chino, Li Keqiang, se reunieron este lunes para acentuar un sistema comercial multilateral que beneficie a todos. 

"El comercio libre tiene un importante papel para ambos países y para la economía mundial", aseguró el mandatario Li. 

Estos países coincidieron en un tratado de libre comercio que los beneficiara y firmaron un acuerdo con un valor de 3 mil 600 millones de dólares, asegurando que con esta muestra de cooperación se verán beneficiados todos.  

"Tenemos mucha inversión directa en Estados Unidos de América, y tenemos mucha inversión directa en China", enfatizó Merkel. 

Sin embargo, agencias de iniciativa privada han optado por sostener acuerdos y sociedades con agencias gubernamentales. 

Después de que la administración de Trump impusiera aranceles sobre las importaciones de aluminio y acero de la Unión Europa. También, amenazó con imponer impuestos sobre automóviles, provenientes de Alemania. 

Por lo que la armadora de BMW, ubicada en Baviera, quedó atrapada entre la guerra. Se vio obligada a aumentar considerablemente los costos de sus camionetas SUV, en China y Estados Unidos. 

Hasta el momento la firma CATL de China, anunció que abrira una fábrica en alemán para construir baterías para los autos eléctricos BMW, gracias al tratado que se firmó este lunes. 

Imagenes tomadas por: https://twitter.com/RegSprecher https://www.facebook.com/profile.php?id=100015589032730 

No