compartir en:

Un nuevo proyecto de ley ha sido puesto sobre la mesa por los miembros del partido demócrata, el cual podría significar un gran beneficio para quienes desean acceder a la ciudadanía.

“Ley de Sueños y Promesas 2019”, es el nombre que recibe este nuevo proyecto con el que se pretende que millones de jóvenes inmigrantes indocumentados y quienes poseen el estatus temporal TPS, DACA, DED o Partida Forzada Diferida, tengan la residencia permanente.

Esta nueva propuesta HR6 ha sido patrocinada por Lucile Roybal Allard, representante de California, Nydia Velázquez e Yvette Clarke de Nueva York, beneficiaría a millones en los Estados Unidos, pero para que los jóvenes puedan gozar de ella, se tendría que realizar lo siguiente:

  • -Finalizar un curso de duración de dos años, complementar dos años en el ejército o trabajar por tres años.

Además, los jóvenes indocumentados también podrían recibir ayuda financiera.

Uno de los puntos establece que jóvenes que hayan sido condenados por delitos punibles o que hayan pasado más de un año en prisión no podrán aplicar para este proyecto.

Otro de los beneficios será el poder tener acceso a licencias profesionales.

“Durante dos años, la Administración Trump ha atacado brutalmente a algunas de nuestras comunidades inmigrantes más vulnerables, creando un clima de incertidumbre y temor. Me enorgullece unirme a mis colegas, las congresistas Roybal Allard e Yvette Clarke, para presentar esta legislación, que brindaría a estas comunidades protección bajo la ley y un camino hacia la ciudadanía”, relató Nydya Velázquez.

Ahora, se espera que este proyecto sea aprobado por la Cámara (la cual es demócrata en su mayoría), pero también deberá pasar por manos de los republicanos en el Senado.