compartir en:

Luis Raúl González Pérez, presidente de Comisión Nacional de los derechos Humanos (CNDH), hizo un llamado de respeto a la universalidad de los derechos de las personas migrantes, a la dignidad humana y al derecho que toda persona tiene de migrar sin limitación u obstáculo alguno.

A través de un comunicado, exhortó al Congreso de los Estados Unidos a otorgar una solución definitiva en favor de los más de 700 mil “dreamers”, la gran mayoría de ellos mexicanos y quienes son una fuerza de prosperidad para ese país y para el mundo entero.

De igual modo, ha solicitado a distintos organismos internacionales velar por la observancia de los estándares de derechos humanos por parte de las autoridades migratorias estadounidenses.

La CNDH también solicitó la intervención y buenos oficios del relator especial de Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos de los Migrantes, el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU, el relator para los Derechos Humanos de los Migrantes de la CIDH y el Comité para la Protección de los Derechos Humanos de los Trabajadores Migratorios y miembros de sus familias de la ONU, entre otros.

González Pérez llamó a las autoridades de los tres órdenes del gobierno mexicano a no abandonar a los más de 12 millones de mexicanos que viven en Estados Unidos, ya que 2018 será crucial en la defensa de la comunidad migrante.

Reiteró que la defensa de la comunidad migrante es esencial para la prosperidad del mundo, especialmente para el continente americano.