compartir en:

Este es el segundo año consecutivo en donde una cadena de pastelería introduce un diamante en una de las 20 mil roscas de reyes que elabora cada año, con el fin de premiar a sus clientes. En el 2014, la pastelería puso dos lingotes de oro como premio; esta vez fue un buen diamante de la prestigiosa joyería Yáñez, explicó el gerente de la empresa Uvepan, Francisco Valverde. El fundador de esta cadena de pastelerías dijo,”Queremos premiar a los clientes que nos son fieles”, además, dijo buscar que los madrileños vuelvan a comprar los roscones “en tiendas artesanas”, ya que los supermercados venden una “masa redonda más barata” y están “adulterando” los ingredientes tradicionales de la Rosca de Reyes. El diamante va sin engarzar, envuelto en un papel en el que se pide a la persona afortunada que se ponga en contacto con Uvepan para anunciar el premio, en el caso de que el agraciado acceda.