compartir en:

A través de redes sociales se ha viralizado un video donde se ve como un hombre es víctima del abuso de poder por parte de los policías, por grabar un retén.

De acuerdo con versiones, el hispano identificado como Ángel Ramírez, residente de la ciudad de Chicago, grababa con su teléfono celular un retén policial en una gasolinera el pasado miércoles en la noche, sin embargo, este acto le costó muy caro y fue arrestado con violencia frente a su esposa e hijos.

Ramírez declaró que esa noche se percató de que la policía de Chicago tenía detenido a un conocido y decidió comenzar a grabar, pero los oficiales, le exigían que dejara de grabar y se alejara de ellos.

Ante esta “advertencia” de los policías, el hispano continuó grabando hasta que llegaron a una discusión, fue en cuestión de segundos cuando Ramírez se vio acorralado por los policías quienes comenzaron a forzar con él, para después darle descargas eléctricas y lanzarle gas pimienta.

Ante esta agresión policial Ángel cayó al suelo y fue esposado para después subirlo a la patrulla.

Según Telemundo Chicago, la policía de esa ciudad dijo en una declaración que “al momento de ellos realizar el operativo, un hombre de 30 años de edad comenzó a caminar agresivamente hacia los oficiales. Ellos pidieron que se alejara de la escena, el hombre se rehusó por lo que comenzaron a arrestarlo. Al resistirse al arresto, utilizaron gas pimienta y su pistola paralizante

Asimismo, Anna Moretin, esposa de Ángel, declaró que ella fue quien grabo con su celular para que quedara registrada la agresión hacia su pareja con gas pimienta en la cara, las dos descargas eléctricas con una pistola paralizante, y el arresto.

Sin embargo, aunque circula este video, Ramírez enfrenta cargos por obstruir una investigación y resistirse al arresto.

Anteriormente, el hispano ya había sido arrestado por asalto simple, manejar sin seguro y resistirse al arresto, entre otros.