compartir en:

No hay persona en Nueva York que no haya visto a indigentes en la calle corriendo decenas de riesgos tanto de sanidad como de seguridad física.

Además su condición psicólogica se ve terriblemente afectada por su forma de vivir.

Pensando en ella una organización en Australia tuvo una gran idea para ayudar a toda esta población de desprotegidos, transformaron un estacionamiento en una verdadera estancia con todas las comodidades posibles.

Fue así que hicieron contacto con la operadora llamada ‘Secure Parking’. Al llegar a un acuerdo lanzaron una prueba en Brisbane.

En un estacionamiento no usan de noche, acomodaron camas con sábanas, almohadas y edredones. Pero no solo eso, la fundación también les da ropa nueva y les ofrecen servicios médicos, dentistas y estilistas.

Además, se les permite utilizar los baños y regaderas que tiene el estacionamiento público.

"Buscamos darles un espacio cómodo para que puedan tener una buena noche. Es nuestra finalidad. Esperamos tener un gran impacto”, dijeron los creadores de Bedddown.