compartir en:

Un crucero con tres mil 500 personas a bordo, anclado frente a las costas de Yokohama, al de sur de Tokio, se encuentra en cuarentena después de que un pasajero fue reportado infectado de coronavirus cuando desembarcó en Hong Kong a fines del mes pasado.

Médicos y funcionarios especialistas en cuarentenas del Ministerio de Salud de Japón abordaron el crucero para realizar exámenes a los pasajeros y tripulación a fin de determinar si se han contagiado con el nuevo coronavirus 2019-nCoV, reportó la cadena NHK.

Las autoridades japonesas decidieron el lunes en la noche impedir el desembarco del crucero en Yokohama y poner en cuarentena a sus tres mil 500 pasajeros y tripulantes tras la infomación de que un pasajero estaba contagiado del nuevo coronavirus.

El crucero había zarpado de Yokohama el 20 de enero y antes de regresar a esta ciudad se detuvo en los puertos de Kagoshima y Okinawa (sudoeste de Japón) y en Hong Kong, donde se confirmó que un pasajero procedente de ese territorio autónomo de China estaba infectado del coronavirus, según el Gobierno japonés.

Al menos siete personas en el barco dijeron que se sienten enfermas y los resultados de sus pruebas estarán disponibles el martes, dijo un funcionario del gobierno japonés, citado por la agencia Kyodo.

Las autoridades no autorizarán el desembarco hasta disponer de los resultados de los análisis médicos, lo que está previsto para este mismo martes, señaló un portavoz del Ministerio de Salud de Japón.

El gobierno está intensificando los esfuerzos para detener la propagación del virus, que se originó en Wuhan en el centro de China, con 20 casos de infección confirmados en Japón hasta el momento.