compartir en:

El presidente Donald Trump y el gobernador de Nueva York Andrew Cuomo, se verán las caras nuevamente este jueves con motivo de la discutir la decisión del Gobierno federal de suspender el acceso de los neoyorquinos al programa “Global Entry”, que agiliza los trámites de entrada al país en aeropuertos y fronteras.

Cuomo solicitó la reunión con el presidente luego de que la pasada semana el Departamento de Seguridad Nacional anunciara la cancelación en Nueva York del programa que permite agilizar la entrada al país tras recibir de forma previa el visto bueno de las autoridades conocido como “Glory Entry”

“Me ofreció una reunión y su primera disponibilidad fue mañana y yo lo tomé”, indicó Cuomo este miércoles durante una entrevista a una radio local de Long Island.

Dicha medida puede deberse a una represalia por parte del gobierno federal en contra de la ciudad por ser ciudad “santuario” de los inmigrantes indocumentados y la decisión de Nueva York de impedir que agencias federales como el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) tengan acceso a los registros del Departamento de Vehículos de Motor (DMV) a menos que tengan una orden judicial, tras aprobar los carnés de conducir para indocumentados.

El estado de Nueva York respondió presentando una demanda en una corte federal en la que calificó de “arbitraria” la acción del Departamento de Seguridad Nacional.