compartir en:

La noticia que muchos estaban esperando la dio este día el alcalde Bill de Blasio, puesto que anunció un plan que garantiza que haya dos semanas de vacaciones pagadas para millones de trabajadores neoyorquinos.

De acuerdo con el mandatario, las empresas que tienen cinco o más trabajadores serán obligadas a otorgar 10 días de vacaciones pagadas que aplicarían tanto a trabajadores de tiempo completo como a los de media jornada.

Esta medida aplicaría a todo tipo de sectores y comercios de la Gran Manzana.

Cifras oficiales calculan que aproximadamente 500 mil neoyorquinos no cuentan con estas prestaciones laborales

"Nueva York se convierte en la primera ciudad del país donde todos sus trabajadores tienen derecho a un máximo de dos semanas de tiempo libre pagado.  El tiempo libre no es un lujo, lo ganamos con cada minuto de nuestro trabajo", dijo el alcalde.

Hay que recordar que apenas en el 2014 De Blasio firmó una modificación de ley que obligaba a las pequeñas empresas a ofrecer hasta cinco días de baja pagados por motivos de enfermedad.