compartir en:

Al menos 97 trabajadores hispanos fueron detenidos por agentes de ICE en una planta procesadora de alimentos el año pasado en Tennessee, lo que derivó en una demanda por parte de 7 trabajadores y una organización hacia los agentes.

De acuerdo con la demanda, los elementos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) violaron los derechos constitucionales debido a que la detención se llevó a cabo basados en el color de piel y señas raciales.

Uno de los puntos importantes en los documentos presentados deja en evidencia que los agentes no arrestaron a ninguna persona de piel blanca.

“No puedes llegar y solo arrestar a alguien basado en que se mira como un latino. No había causa probable para arrestarlos y ICE lo hizo de todas formas”, fueron las palabras de Michelle Lapointe, abogada de la organización Southern Poverty Law Center (SPCL, en inglés).

El día del arresto, los oficiales no contaban con las órdenes de arresto para efectivamente llevarse a los trabajadores.