compartir en:

Mientras para unos, la fiesta de XV años de Rubí en San Luis Potosí es el tema a destacar de aquel estado y todos se vuelven locos por la noticia de que hoy es el gran evento, otros habitantes de diversas entidades están desquiciados por el desabasto de gasolina que continúa afectándolos.

Hay zonas donde los ciudadanos incluso tienen que formarse en interminables filas para poder adquirir combustible. Por tal motivo, Petróleos Mexicanos (Pemex) solicitó a la población evitar las compras de pánico en combustibles.

A través de su cuenta de Twitter, la empresa productiva del Estado aseguró que se tienen inventarios suficientes en la ciudad, por lo que “solicitamos a la población su apoyo para continuar abasteciendo de forma segura”.

Ayer, decenas de potosinos bloquearon las carreteras a Matehuala y Zacatecas como parte de su inconformidad por la falta de hidrocarburos, y aprovecharon para denunciar que las estaciones de abastecimiento sólo les venden una garrafa o, a lo mucho, 300 pesos de combustible.

En días pasados, Pemex dio a conocer que fue necesario suspender la operación del poliducto Salamanca-León, debido a una toma clandestina, y que una vez reparado el tramo afectado de dicho ducto reinició el flujo del combustible.

De acuerdo con información de Pemex, cada que es detectada una toma clandestina, la operación del ducto debe ser detenida completamente para retirar los equipos ilegales y reparar el daño a la infraestructura, por lo que se requiere de al menos ocho a diez horas, así como dos horas más para alcanzar la presión que necesita el ducto, lo que significan 12 horas en total, en el que el ducto afectado se encuentra paralizado.