compartir en:

Muchas veces creemos que nuestros hijos quedan en “buenas manos” cuando los llevamos a la escuela o a sus cursos, sin embargo, muchas veces la falta de atención por parte de las maestras o cuidadores puede convertirse en una tragedia.

Un caso que resultó ser un verdadero milagro, fue la salvación de un menor de tres años que estuvo a punto de perder la vida en una clase de natación en China.

De acuerdo con versiones oficiales, las autoridades chinas revelaron un video que muestran los hechos registrados el pasado 6 de agosto en un kinder de la localidad de Zhanjiakou, provincia de Hebei, donde se ve al menor jugando, pero en instantes es volteado por su flotador.

Según el video captado por las cámaras de vigilancia, el niño pasó dos minutos tratando de volver a su posición inicial, sin embargo, todo resultó en vano puesto que se quedó sumergido.

Ante la falta de atención, ninguna de las dos maestras que se encontraban en el lugar pudieron percatarse de lo que sucedía, hasta que la víctima comenzó a flotar tras perder el conocimiento.

Una de las cuidadoras le dijo a la otra lo que sucedía, por lo que decidió rescatar al menor, al sacarlo de la alberca ya no respiraba y su rostro se había tornado azul, por lo que fue trasladado a un hospital donde los médicos lucharon casi un mes por salvarlo.

Hasta el momento se desconoce si los padres del menor tomaran medidas legales contra la escuela.