compartir en:

Los amigos son aquellos que te apoyan en las buenas y en las malasa, pero a esta persona se le pasó la mano, pues tomó el cadáver de su difunto amigo para poder “chelear a gusto”, o al menos eso es lo que la evidencia mostró.

Un caso muy extraño tuvo lugar en Yucatán, en donde un hombre de 27 años de edad exhumó los restos de un amigo. Se trata de Fernando Guillén Sosa, quien es conocido en su región por su alcoholismo.

Durante una de sus borracheras, Fernando sintió la falta de uno de sus amigos, pero como este ya había fallecido, se le hizo fácil acudir al panteón y tomar su cuerpo.

También puedes ver: Sabrina Sabrok estrena kilitos de más en exuberantes atributos

Una llamada de emergencia alertó a las autoridades, quienes acudieron al domicilio, pues Barón había golpeado a tía y a su abuela, pero en una de las habitaciones hallaron un cadáver con diversas latas de cerveza alrededor, por lo que se llevó a cabo el arresto.

Más tarde, vecinos de la colonia indicaron que Barón y su compañero habían prometido que si uno moría, permanecería enterrado en el jardín del otro, pero nunca creyeron que el hombre cumpliría la promesa de llevárselo a casa.

Ahora, las autoridades se encuentran investigando si esto resulta verdadero, además de trabajar para saber si no se han realizado más exhumaciones de cadáveres durante sus borracheras.

No