compartir en:

Su familia la había reportado como desaparecida desde los primeros días de julio, su “error” fue haberle pedido el divorcio a su esposo.

Una vez más el mundo ha quedado consternado por las acciones de un hombre, quien tomó a su esposa, la asesinó, luego la desmembró y se deshizo del cadáver en su natal El Salvador.

Las autoridades de aquel país llevaron a cabo una búsqueda luego de que los familiares de la joven Jocelyn Milena Abarca fuera reportada como extraviada desde el cuarto día del mes; así mismo, señalaron como primer sospechoso de su desaparición a su marido identificado como Ronald Atilio Urbina, ya que él había sido la última persona con quien Jocelyn tenía contacto.

La policía de El Salvador registró la vivienda que tenía el matrimonio y halló las pruebas necesarias para culpar al marido, pues la fiscalía señaló que el hombre asesinó a su víctima, la desmembró, colocó partes de su cuerpo en una cubeta y luego tomó el automóvil de ella para conducir hasta el río y abandonar sus restos.

También puedes ver: Afroamericano acuchilla a joven en bus de El Bronx [VIDEO]

No obstante, el individuo tomó el teléfono celular de ella y respondió los mensajes pendientes para evitar levantar mayores sospechas.

Ante el caso que estremeció a la población salvadoreña, el fiscal de la región Douglas Meléndez dijo que: “Ha sido una investigación técnica, con abundante prueba pericial, científica, que nos ha demostrado la participación del imputado en el feminicidio de su compañera de vida”

Este país latino ocupa una de las primeras posiciones en cuanto a crímenes de feminicidio, además de que las estadísticas señalan que más del 67% de las mujeres han sufrido algún tipo de violencia.

Yes