compartir en:

Varias veces hemos escuchado que personas se quejan de su trabajo, tanto que llegan hacer cosas “innecesarias” para afectar a la empresa.

Recientemente se dio a conocer que un empleado de una fábrica de procesamiento de carne fue despedido luego de que se descubriera que orinó sobre el alimento en plena jornada de trabajo.

De acuerdo con medios locales, se informó que directivos de 'Smithfield foods', ubicada en Smithfield, Virginia, confirmaron el suceso y aseguraron que se trata de un caso aislado.

Tras estos hechos se llevaron a cabo los estándares de seguridad y calidad de alimentos, donde se tuvo que deshacer más de 50 mil libras [22 mil 679 kg] de producto, luego de hacer la investigación interna, que reveló sobre los orines.

Asimismo, la planta detuvo la producción para desinfectar todo el equipo de trabajo antes de reanudar las operaciones ", señalaron en un comunicado.