compartir en:

Fue el pasado 5 de enero en el municipio de Zoquitlán, cuando una familia acudió a la Fiscalía General del Estado de Puebla, para reportar la desaparición de un joven de 16 años en la comunidad de Xitlama, sin embargo, todo se trató de un autosecuestro.

De acuerdo con información dada por la dependencia, el menor desapareció cuando estaba en el negocio de sus familiares, quienes al siguiente día recibieron una llamada, donde un hombre les exigía 500 mil pesos en efectivo a cambio de liberar al joven.

Tras esta llamada que atemorizó a la familia, decidieron levantar una denuncia en la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI) para que atendieran el caso.

Al iniciar las investigaciones correspondientes, se determinó que en realidad era una simulación de secuestro y lograron ubicar al joven que se hacía pasar por víctima.

Al llegar al lugar y detener al joven, este aceptó que junto con su amigo y otras personas simularon el secuestro para obtener dinero.

En tanto, la FGE ya investiga a los otros participantes del ilícito para presentarlos ante las autoridades correspondientes.