compartir en:

El pasado 30 de diciembre, La Guardia Civil de Ceuta, en España, realizó la detención de una joven marroquí de 22 años de edad, cuando pretendía cruzar la frontera con un inmigrante subsahariano que se escondía en el interior de una maleta que iba apoyada sobre un carro.

La detención se produjo por la tarde cuando los agentes de servicio en la aduana terrestre con Marruecos del Tarajal observaron a una persona sospechosa que portaba una maleta sobre un carro y que pretendía acceder a Ceuta. Según el organismo, la actitud evasiva de la joven al pasar por los controles establecidos y su nerviosismo mostrado ante los agentes que prestaban servicio, fue lo que provocó que revisaran su equipaje.

En el interior fue hallado un inmigrante subsahariano de 19 años al que se tuvo que atender debido al estado que presentaba y ante el peligro que corría su integridad física por la falta de una adecuada oxigenación al haber estar dentro de la maleta.

Las autoridades acusaron a la mujer por el presunto delito contra le derecho de los ciudadanos extranjeros.