compartir en:

La noche del pasado miércoles el Departamento de Policías de Nueva York (NYPD, por sus siglas en inglés) informó el arresto de un hombre por derramar gasolina en la Catedral de San Patricio.

Informes señalan que el sujeto identificado como Marc Lamparello, de 37 años, de Nueva Jersey, ingresó a la iglesia alrededor de las 19:55 horas con parafernalia inflamable, cuatro galones de gasolina, líquido para encendedores y encendedores.

Lamparello, vació gasolina en el lugar, sin embargo, guardias alertaron a policías antiterroristas instalados fuera de la iglesia, oficiales siguieron al sujeto cuando salió hacia la 5ta. Avenida para ir a su camioneta por unas cosas.

Cuando policías cuestionaron a Lamparello por su actitud, él declaró que solo estaba atravesando la iglesia para llegar a Madison Avenue porque su camioneta se había quedado sin combustible, dijo John Miller, Comisionado Adjunto de Inteligencia y Contraterrorismo del Departamento de Policía de Nueva York.

Asimismo, Miller informó que cuando la policía revisó el vehículo si tenía combustible “sus respuestas fueron inconsistentes y evasivas, a pesar de que mantuvo una conversación con (los agentes) y cooperó”, dijo Miller.

Lamparello quien es un estudiante de CUNY es "conocido por la policía", según Miller, ya que cuenta con dos arrestos anteriores en Nueva Jersey por entrada ilegal y embriaguez pública.

Hasta el momento se desconocen las causas que orillaron al joven hacer tal “ataque”, por lo que fue trasladado a Midtown North para ser interrogado.

Ante el inmediato trabajo que realizaron las autoridades, el alcalde Bill De Blasio, aplaudió su eficacia y que estos hechos no provocaron una tragedia.

“Gracias a NYPDnews por la rápida respuesta. "Todos estamos enfocados en mantener a salvo nuestras congregaciones y lugares de culto mientras celebran esta Semana Santa", 

No