compartir en:

El presidente Andrés Manuel López Obrador, inició su sexenio cumpliendo desde los primeros días sus promesas de campaña y como lo dijo este día partió el avión presidencial con rumbo a Estados Unidos para su venta.

El día de ayer domingo, el gobierno mexicano ofreció una conferencia de prensa donde mostraron a la prensa el interior del avión que verdaderamente es un lujo que pocos países pueden darse.

El avión Boeing Dreamliner 787-8 se adquirió en el último semestre del gobierno de Felipe Calderón por 218.7 millones de dólares, pero llegó a México hasta la administración de Peña Nieto.

La aeronave tiene capacidad para 80 personas y entre otras cosas cuenta con un baño completo una recámara grande y hasta un despacho para el presidente.

Este avión que "no lo tiene ni Obama" tiene una vida útil de 25 años y estaba pensado que por lo menos cinco presidentes lo usarán.

El plan de austeridad también contempla que sean vendidos 70 helicópteros y 60 aviones más que utilizaban altos funcionarios.

López Obrador afirmó durante su campaña que le daría pena viajar con tantos lujos teniendo a un pueblo pobre, por ello desde el primer día de su gobierno viaja en aviones comerciales.

No