compartir en:

Con 78 pasajeros a bordo, un avión de la aerolínea rusa Aeroflot aterrizó ardiendo en llamas en el aeropuerto de Sheremetievo de Moscú a tan solo 30 minutos de haber despegado.

Bastaron solo segundos para que mitad de la aeronave quedara completamente destrozada.

En un principio se habló de 13 muertos, pero la cifra se elevó a 41, así lo informó la Comisión de Investigaciones de Rusia.

El avión iba de Moscú a Murmansk, al noreste de Rusia, cuando se informó a la torre de control sobre los problemas, así que se tomó la decisión de regresar al aeropuerto.

Personas que aguardaban en el aeropuerto lograron captar las crudas grabaciones en donde se observa la tragedia.

Los clips, con imágenes fuertes, muestran a los pasajeros intentando escapar de la nave. Algunos de ellos intentaron recuperar sus maletas, algo que entorpeció las labores de rescate y también causó indignación.

Una de las grabaciones que conmocionó a los internautas fue la que se tomó desde dentro de la nave, en donde se ve el fuego y se escucha el grito de auxilio de los pasajeros.

Hasta el momento se desconocen los motivos del incendio, pero la tripulación atribuye el accidente a  un rayo que los alcanzó, pero no existe una versión confirmada por las autoridades.

No