compartir en:

¡Explotó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump! Hoy ha amenazado a la compañía de automóviles General Motors (GM) con la imposición de aranceles aduaneros más altos a menos que produzca sus vehículos en Estados Unidos. A través de su activa cuenta de Twitter, Trump dijo: “General Motors está enviando el modelo Chevy Cruze hecho en México a los concesionarios de EE.UU. sin tarifas. ¡Fabrique en EE.UU. o pague un gran arancel aduanero!“. La compañía emitió un comunicado en el que dijo que produce el modelo sedán del Cruze en Ohio. “Todos los Chevrolet Cruze sedán en venta en Estados Unidos son producidos en la planta de montaje de GM en Lordstrom, Ohio. GM produce el Chevrolet Cruze de cinco puertas para mercados globales en México y un pequeño número es vendido en Estados Unidos“. En noviembre, GM vendió unos 16.400 Cruzes en los Estados Unidos. Unas 1.600 de ellas eran hatchbacks de fabricación mexicana. La compañía emplea a cerca de 100.000 personas en los Estados Unidos y 15.000 en México. En diciembre, Trump nombró al CEO de GM, Mary Barra, a un panel sobre creación de empleo. GM está lejos de ser el único fabricante de automóviles que produce a través de la frontera: Ford, Honda, Toyota y Volkswagen también fabrican automóviles en México y venden en Estados Unidos. Trump ha dicho repetidamente a los fabricantes de automóviles que tiene la intención de imponer un impuesto del 35% sobre los automóviles que construyen en México para el mercado de los Estados Unidos. Trump no podía imponer un arancel a una empresa individual únicamente para la fabricación de productos en el extranjero y la venta en los Estados Unidos. Antes de las elecciones, dirigió advertencias similares a Ford, que emplea a 8,800 personas en México, o alrededor de una décima parte de los puestos de trabajo que tiene en Estados Unidos.