compartir en:

Al inicio de esta semana, Mirian Zelaya Gómez, mejor conocida como Lady Frijoles, se declaró culpable en la corte por agredir a su casera, identificada como Alba Escobar Andrade.

De acuerdo con el informe de la Fiscalía, Mirian logró evitar una condena de 20 años en la cárcel; ahora solo debe pagar la fianza de mil dólares, no volver a contactar a la mujer agredida y también tomar una terapia para aprender a controlar la ira y el carácter.

Luego de aceptar su culpabilidad, la hondureña declaró ante el juez que su mayor anhelo era volver a estar con sus hijas y regresar a su país natal.

¿Qué pasará con ella?

Además de pagar la multa de mil dólares, Mirian quedará en manos del Servicio de Aduanas e Inmigración (ICE, por sus siglas en inglés) para que se cumpla el plazo en que se deliberará si quedará detenida para comenzar con el proceso de deportación.

El abogado de Mirian relató que su cliente se encuentra muy triste, y que probablemente cumpliría 4 años de probatoria en Honduras.

Su historia

Mirian se volvió popular en redes sociales luego de ser integrante de una de las caravanas de migrantes que atravesaron México para llegar a los Estados Unidos.

Las críticas comenzaron cuando era entrevistada por un reportero y lanzó una queja en contra de la comida que le servían los grupo de ayuda a migrantes y ciudadanos locales, pues le daban Frijoles y tortillas, alimentos que ella consideraba que eran para los cerdos, despreciando estos alimentos básicos en la alimentación de una mexicano.

Una vez que llegó a los Estados Unidos, se instaló en la vivienda de su hermana Mirna, quien ya se encontraba en territorio americano.

Durante la estancia, se presentó un problema con la casera, lo que terminó en agresión por parte de las hermanas.

En cuanto a Mirna, aún no se ha revelado si también llevará un proceso de deportación.