compartir en:

Este domingo por la tarde, dos sujetos ingresaron a una tienda de conveniencia y fingieron buscar algunos artículos, pero mientras uno de ellos vigilaba la entrada, el otro amenazaba al empleado con un arma de fuego.

Al interior de la tienda, ubicada en Carroll y la Quinta Avenida, se encontraba e empleado de 25 años, quien tras ser amenazado con la pistola, se armó de valor y alcanzó un cuchillo que se encontraba en el lugar e hirió al delincuente en el estómago para evitar resultar herido y que hubiera pérdidas en el local.

Al tratar de huir, el herido caminó un pocó y arrojó su arma debajo de un auto, pero se desvaneció más adelante.

Su cómplice fingió ser un buen samaritano que intentaba ayudarlo.

El copropietario del lugar dijo que el empleado es un amigo de la familia y que, de acuerdo con las cámaras de seguridad, se acercó al ladrón pensando que era un cliente y deseaba ayudarle a encontrar los artículos que buscaba.

Hasta el momento, el responsable se encuentra estable recibiendo atención médica.